Cómo conservar un jamón una vez abierto

Seguro que muchas veces te has visto en la situación de abrir una pieza de jamón y no tener muy claro cómo conservarla después. En el vídeo de hoy te doy unos consejos para conservar el jamón una vez abierto.

El mejor protector para el jamón y que nos servirá para mantener hidratada la superficie de corte, es su propia grasa. Cuando llevemos a cabo la limpieza de la pieza, reservaremos las primeras tiras de grasa blanca o rosácea que solemos quitarle al jamón, para luego colocarlas sobre la zona de corte. La grasa amarilla o marrón habrá que tirarla y no reservarla para la conservación ya que nos aportaría sabores desagradables a nuestra pieza.

El único inconveniente de esta grasa blanquecina o rosácea es que solo nos durará durante unos días ya que se irán oxidando y perderá el efecto de hidratación que buscamos. No podremos ir quitando grasa en exceso a la pieza continuamente ya que estaríamos reduciendo la calidad organoléptica de nuestra pieza. La grasa o el tocino es lo que en gran parte le aporta esos aromas y matices que tanto nos gustan del jamón; sobre todo si estamos hablando de un jamón de gran calidad como en este caso que es un jamón de bellota 100% ibérico.

Lo que podemos hacer es cortar un poco de tocino y untar con él la superficie de corte del jamón. Otra opción es pasar el cuchillo con cuidado por la grasa y llevarnos una pequeña parte que podremos untar sobre la superficie de corte con el propio cuchillo. Este pequeño truco nos servirá para mantenerla hidratada.

Una vez hidratado el corte, debemos cubrir el jamón con film transparente para evitar que el jamón pueda coger malos olores o se reseque en exceso debido al ambiente. Por último debemos cubrirlo con un trapo para evitar que la luz incida en la superficie de corte.

Si tenemos nuestro jamón en un lugar con mucha humedad, por ejemplo en una ciudad costera, o incluso en un lugar con demasiada temperatura, es recomendable cambiar el film de plástico transparente por papel de aluminio. El film es impermeable y puede hacer un pequeño efecto invernadero provocando el efecto contrario al deseado.

En todo caso, ¡¡la mejor técnica de conservación es comerse un plato de jamón todos los días!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s